SEGUIMIENTO Y CONTROL

Todos los chicos que participan en el programa Vuela Alto cuentan con la guía y orientación de un preceptor.
Cada chico ha de hacer una autoevaluación trimestral (noviembre, febrero, mayo) junto con el preceptor de nivel para ver cómo ha ido cumpliendo los objetivos del nivel correspondiente.

Con los resultados del diagnóstico personal y del preceptor se realiza una valoración conjunta en la que se evidenciará el desempeño del chico en el programa. Al mismo tiempo el chico realizará un plan de acción de mejora con el preceptor sosteniendo una entrevista con cada chico con una frecuencia semanal o quincenal

Para los padres, el programa Vuela Alto cuenta con sesiones de formación y de asesoramiento para familias.